Toda mi experiencia con la dejada de fumar.

Los medicamentos para dejar de fumar

¿Porqué se utiliza medicación para ayudar a los fumadores a dejar su adicción?

Para aliviar la abstinencia del que se decide a dejar de fumar se utilizan fámacos de sostén. Dado que el cigarrillo es una pandemia que afecta a más de 1250 millones de personas y que su consumo es tratado de evitar por muchos fumadores concientes de los daños que el fumar tabaco les produce pero que no les alcanza la voluntad para dejar de fumar se van desarrollando con éxito distintas estrategias para darles soporte y ayudar a los que quieren y deciden dejar definitivamente el cigarrillo.

Los medicamentos que el médico receta pueden ayudarle a dejar la nicotina y el tabaco y evitar que vuelva a recaer. Estos medicamentos:

  • Ayudan con el deseo vehemente por el tabaco y los síntomas de abstinencia.
  • No contienen nicotina y funcionan de una manera diferente a la terapia de reemplazo de nicotina.
  • No crean hábito.

tratamiento nicotina

Existen estrategias que ayudan a motivarnos o distraerlos, otras con técnicas psicológicas específicas y otras que incluyen medicación. La medicación cada vez se utiliza con más éxito y aceptación, dado que ya se conoce con más detalle los mecanismos cerebrales que llevan a la adicción a la nicotina. Actuar con medicamentos sobre esos mecanismos del cerebro posibilita tolerar mejor la abstinencia psicológica y física que sienten los fumadores cuando dejan de fumar. El malestar que produce la abstinencia es lo que los lleva a fumar nuevamente para aliviar el malestar que les produce la falta de nicotina. Si podemos suplantar por unas semanas la nicotina cerebral o distraer al cerebro hasta que se adapte a una vida sin cigarrillo, las probabilidades de lograr el cese del hábito tabáquico es mucho más alto.

Como otros tratamientos, estos medicamentos funcionan mejor cuando son parte de un programa que incluya:

Tomar una decisión clara para dejar el tabaco y establecer una fecha para comenzar. Ver: tomar la decisión para dejar el tabaco.
Crear un plan para ayudar la próxima vez que usted tome un cigarrillo. Ver: consejos para dejar de fumar.
Conseguir apoyo de un médico, un asesor o un grupo de apoyo. Ver: programas de apoyo para dejar de fumar.

Tratamiento farmacológico

A- Remplazo con Nicotina

1. Goma y parches de nicotina: Ambos han probado aumentar al doble el porcentaje de éxitos del tratamiento, con escasos eventos adversos. En pacientes con enfermedades cardíacas, úlceras gastroduodenales, hipertensión no controlada o embarazo se debe medir el riesgo-beneficio, ya que utilizando estos preparados de nicotina, la dosis de esta es mucho más baja que la suministrada por los cigarrillos, con el agregado de que no se exponen al monóxido de carbono y otras sustancias carcinogénicas.

2. Aerosol nasal de nicotina: diseñado para administrar niveles más elevados de nicotina, con respecto a la goma o los parches, pero siempre mucho menores que los producidos por los cigarrillos. El aerosol puede causar irritación, rinitis, estornudos, tos y lagrimeo durante la primer semana de uso, pero se toleran rápidamente. Tienen similar eficacia.

3. Inhalador de nicotina: Combina las estrategias de sustitución farmacológica y conductual. Es absorbido en la boca y en parte en los pulmones. Es útil para sustituir la conducta por los cigarrillos, aumenta al doble el éxito del tratamiento con respecto al placebo inhalado. Los efectos colaterales incluyen irritación de la boca y la garganta, y tos.

medicamentos dejar de fumar

B- Medicaciones no-nicotina

1. Bupropion: También duplica el porcentaje de éxitos. Es un antidepresivo atípico, se administra 300mg/día en preparados de liberación lenta. No actúa como efecto antidepresivo, por lo que es efectivo en pacientes con pasado depresivo o sin síntomas actuales. Los efectos colaterales son sequedad de boca, insomnio y raramente convulsiones. Recientes estudios sugieren que otros antidepresivos, como la nortriptilina, puede ser útil, mientras que otros, como la fluoxetina, no parecen ser beneficiosos.

2. Clonidina: La evidencia de su eficacia es menor y tiene más efectos colaterales (hipotensión postural, somnolencia). Es usado únicamente como medicación de segunda línea.

C- Terapia Psicosocial: Terapia conductual es la única forma probada de terapia psicosocial, administrada en forma grupal e individual. Su mayor desventaja es su limitada disponibilidad y accesibilidad.

Todas las medicaciones discutidas, deben complementarse con programas de terapia conductual basado en seguimientos telefónicos ofrecidos gratuitamente a los fumadores interesados.

Leave a Reply

¿Quién soy yo?

Calendario

December 2014
M T W T F S S
« Aug    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031